Chema y Celia

Cuando digo que para mi la fotografía es divertirse, jugar, encontrarse a uno mismo, perder la noción del tiempo y sobre todo “DISFRUTAR”, lo digo de corazón y porque realmente lo siento así, y precisamente a eso vinieron dispuestos Celia y Chema.

Pasamos una tarde increíble y ellos se divirtieron mucho, jugaron, y disfrutaron de este pequeño rincón tan hermoso que tengo en mi pueblo. El día nos regaló una luz mágica y ellos lo dieron todo para disfrutar del momento.