Silvia

Tierra, Sol, arena, agua, viento, Cádiz es muchas cosas, tierra salvaje que a mi personalmente me encanta. Cuando combinas todo esto en una sesión se disfruta y mucho.

Se podría decir que cuando llegamos era casi insoportable estar bajo el Sol, así que como íbamos pudiendo, nos refugiábamos bajo alguna sombra. Llegamos a este primer sitio, precioso casi de casualidad, en mi ruta hacia Barbate para recoger a Silvia me topé con este maravilloso lugar y le planteé de venir a pesar de que teníamos que coger el coche unos cuantos kms, mereció mucho la pena. No solo pudimos disfrutar de un sitio fantástico, sino que además nos acompañó durante un rato un amigo peludo.

Después de este maravilloso sitio del que disfrutamos, tocaba coger el coche para movernos e ir hasta las magníficas playas de Zahara de los Atunes. Queríamos disfrutar del atardecer en este fantástico pueblo desde donde se puede disfrutar de una puesta de Sol espectacular.